dimecres, 7 de gener de 2009

Una closca


“- No se si vosté te fills o no. Ni tan sols sé si per a un home és el mateix. Però, quan pareixes un fill del teu propi cos, li dónes vida. Sobretot el primer fill, el primogènit. La teva vida deixa de ser en tu per ser en el fill. És per això que en realitat no morim: simplement traspassem la nostra vida; la vida que va ser nostra durant un temps i que deixem enrere. Jo sóc només una closca, com pot veure, la closca que la meva filla ha deixat enrere. No importa el que em passi a mi. No importa el que passi als vells. Però tot i així – ho dic, no puc esperar que m’entengui, però tant hi fa - , és esfereïdor estar a punt de marxar. Encara que el contacte només sigui amb el capciró del dit, ningú no vol perdre’l del tot.”

J.M.Coetzee. (Traducció de Dolors Udina).
"L'edat de ferro"

Avui escolto The Lark Ascending de R. Vaughan Williams:

3 comentaris:

Calfred ha dit...

En mi opinión es otra forma más de exorcisar el pavor a la muerte. Nos inventamos reencarnaciones o paraisos o cosas como estas...

Otro autoengaño.

Aunque no deja de ser bonito.

Como Klimt...

E. ha dit...

En realidad encuentro esta cita bastante inquietante. Ser una cáscara vacía, la vida ha acabado... sí, sigue en otro pero entonces, qué sentido tiene ya que yo siga? Un desperdicio usado, listo para ser tirado en la cuneta.
Sigo con mi optimismo vital. La imagen que iba a poner era "La vida" de Picasso, pero me pareció demasiado deprimente y tampoco es eso.

Calfred ha dit...

La vida siempre sigue (por ahora) :)

Lo mismo da decir que sigue en tu hijo como en los gusanos nacidos de comerse tu cadáver. :S

Eso es cierto, pero tu ego ya no existe.

Y eso es lo que nos da pavor...

Es, como dicen los budistas, como una gota de agua que cae al mar...